6 de agosto de 2011

Primer baño


¿Cuándo le puedo dar el primer baño a mi hijo?
Es recomendable que el primer baño sea a los  dos a tres días después que se ha caído el ombligo, cuando ya no se encuentre húmedo ni tenga secreción.
Durante los días previos al primer baño puedes limpiar la piel con una esponja o un paño suave.
¿Cómo lo Baño?
Tempera la habitación donde lo bañarás, deja todo lo que vayas a necesitar a mano: jabón, champú, aceite o vaselina si los usas, toalla, ropa, pañales y un chal.
El agua debe estar a una temperatura agradable a tu codo o al dorso de la mano. Si tienes termómetro, aunque este no es necesario, procura que el agua esté entre 37 y 45 grados centígrados.
Coloca el agua suficiente como para que tu hijo quede apoyado en el fondo de la bañera, el agua no debe cubrirle el cuerpo por completo, es preferible que tu le vayas vertiendo agua con una esponja o con tu mano sobre las partes del cuerpo no cubiertas para que no se enfríe.
Si no le gusta el baño, hazlo lo más breve posible y vuelve por un tiempo a limpiarlo con una esponja o un paño húmedo.           
No hay una hora mejor para bañarlo, eso depende de tu comodidad, pero en general las madres prefieren bañar a los niños en la tarde, ya que la mayoría de ellos quedan relajados después del baño, listos para dormir. 
Cuando está recién nacido es más cómodo bañarlo en una bañera. Cuando ya cumplió los cinco a seis meses dado que ya se sientan es mejor bañarlo en la tina. 
Para recién nacido y el menor de 3 meses no son necesarios los juguetes en el baño, a esa edad no le llamarán la atención y no podrá tomarlos. Pero cuando tu hijo tiene cinco a seis meses se entretendrá con ellos mientras tu lo bañas. 
Cuando lo saques preocúpate de cubrirlo con una toalla con capuchón y sécalo lo más rápido posible. 

Seguridad en el baño

Un niño puede ahogarse en algunos centímetros de agua por lo que nunca dejes solo a tu hijo en el baño, aunque sea capaz de mantenerse sentado: no contestes el teléfono, no atiendas la puerta.
Evita mantener artículos eléctricos enchufados en el baño cuando bañas a tu niño, en un descuido él puede tomar el secador de pelo y tirarlo al agua. 
No te duches con tu hijo en brazos, los lactantes pueden asustarse con la lluvia de la ducha y con el jabón la piel se torna resbaladiza y es fácil que se te suelte.  

1 comentario:

victoria elena perez marin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.